facebookgtwitter copia  youtubegimerg1

Inicio

Las tejedoras de sueños de Xochistlahuaca

Por Fernando García Álvarez

Las Tejedoras de Sueños de Xochistlahuaca Los indígenas amuzgos se nombran a sí mismos tzjon noan (pueblo de hilados o hilo suave) y son poseedores de un patrimonio cultural de gran relevancia, estos habitantes de la cordillera de la Sierra Madre del Sur en la región fronteriza de los estados de Guerrero y Oaxaca forman parte de la gran diversidad cultural de los pueblos indígenas de México.

Una de las comunidades amuzgas más importantes por la riqueza de sus manifestaciones culturales se encuentra en el pueblo de Xochistlahuaca en Guerrero, donde las mujeres indígenas se han destacado por preservar la extraordinaria tradición artesanal de la elaboración de bellas obras de arte textil en el telar de cintura; auténticos símbolos de la identidad y las aportaciones estéticas de este pueblo indígena.

Las mujeres amuzgas, casi todas artesanas textiles, realizan sobre todo huipiles, carpetas, manteles y rebozos. Estas piezas son 100% artesanales y únicas, ya que ninguna es igual a otra. La realización de este arte textil es todo un proceso que implica una larga serie de actividades íntimamente ligadas a su contexto social, desde el largo proceso de aprendizaje de la tradición, el esfuerzo y perseverancia que se requiere en la creación y la precisa aplicación de las técnicas ancestrales.

Las mujeres de Xochistlahuaca trabajan desde temprana edad en la elaboración de los huipiles y su labor va desde el cultivo del algodón mismo, la fabricación de su propio hilo para tejer, hacer las madejas, montar el telar y crear lo que después de varios meses será una pieza artesanal de gran belleza y colorido.

Desde muy niñas, estas mujeres de las montañas de Guerrero aprenden las técnicas de la textilería, transmitidas generación tras generación por sus madres y abuelas. La gran mayoría elabora las prendas para el consumo familiar, tejen sus propios huipiles con brocados de figuras que retratan su mundo, historia y sueños, herencia cifrada en un lenguaje grafico de símbolos, rostro tejido con la identidad del pueblo y el sentir de las tejedoras mismas.

Históricamente las mujeres de Xochistlahuaca han realizado una labor artesanal y comercial importante para el desarrollo de su comunidad, buscando siempre preservar este arte al transmitirlo a las nuevas generaciones.

El pasó del tiempo no ha cambiado la certeza en el corazón de las tejedoras de Xochistlahuaca que fundamentan aún los procesos de creación textil en productos naturales para la confección de sus piezas, método que les permite lograr tejidos en los que se refleja la armonía y equilibrio con su entorno natural. Cabe señalar que todos los objetos utilizados para la elaboración de estas piezas artesanales son de origen natural, desde los elementos de madera que forman parte del telar de cintura hasta las herramientas para separar el tejido como son los huesos de guajolote que hacen la función de agujas.

Actualmente, las artistas textiles de Xochistlahuaca han contado con el apoyo del Programa Nacional de Arte Popular de la DGCP, en coordinación con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y que a través del Programa de Fondos Culturales han realizado el proyecto "Fortalecimiento Cultural" con el que han hecho una recopilación y registro de las iconografías antiguas y contemporáneas de los textiles, rescatando huipiles de sus abuelas y antepasados hechos con técnicas antiguas que habían caído en el olvido.

Con todo ello se pretende mostrar la gran riqueza cultural del Estado de Guerrero y del Pueblo Amuzgo en una exposición que se espera recorra el país, difundiendo y promoviendo los maravillosos trabajos textiles de estas mujeres. Las tejedoras de Xochistlahuaca en varias ocasiones han sido premiadas por la belleza de sus huipiles y prendas, rebosantes de universos de ensueño, muestra de ello es el Premio Nacional de Ciencias y Artes que obtuvieran en el 2004 por sus extraordinarias creaciones.

Este es el proceso mediante el cual las tejedoras de Xochistlahuaca elaboran sus creaciones:

1) Limpieza del algodón: una vez cortado, se limpia de semillas y basurilla.

2) Hilado: Se forma el hilo de algodón con ayuda de las manos y un malacate (jícara y un palito), posteriormente se forman las madejas de hilo.

3) Preparación de la urdimbre: Se entrecruzan los hilos en la "horqueta" (palos clavados en la tierra), en este paso se define el tamaño de la pieza y los colores a utilizar.

4) Preparación del Telar: Se tiende el telar tensado entre un árbol y la cintura de la mujer. En uno de los extremos del telar se colocan los hilos preparados en la urdimbre.

5) Tejido: En el telar se van entrecruzando los hilos formando el lienzo de la pieza.

6) Brocado: Al mismo tiempo que se teje el lienzo, se entrecruzan los hilos que forman las figuras del diseño de la pieza.

7) Confección de la pieza: Al concluir el lienzo se cortan los hilos de la orilla del telar. En el caso de los huipiles, se unen los lienzos con aguja e hilo.

El ingenio, esfuerzo y talento de estas mujeres se ve reflejado finalmente en la compleja elegancia de sus creaciones, en la infinita riqueza de sus tejidos y en la majestuosidad que todos estos elementos juntos conforman en un cielo de sueños y cantos tejidos por manos mágicas.

Ensayo fotográfico Tejedoras de Sueños de Fernando García Álvarez

{yoogallery src=[/images/dgcp/galerias/tejedoras] width=[100] height=[80] title=[Tejedoras de Sueños]}
 

Temas de Interés

Bt web 01 Bt web 02 Bt web 03 Bt web 04 Bt web 05