facebookgtwitter copia  youtubegimerg1

Inicio

El juguete mexicano tradicional, réplica de una realidad

En los juguetes tradicionales, elaborados por artistas de los distintos rincones de México, se pueden apreciar además del objeto en sí, la forma de mirar el mundo, las inquietudes, costumbres y tradiciones de una comunidad.

Los juguetes son reproducciones de lo real. Si nos remontamos en el tiempo, encontraremos que antes la gente cazaba y pescaba animales para subsistir; para ello utilizaban el arco, la flecha, la lanza, la cerbatana y la honda*, entre otros utensilios, entonces, de manera natural, los niños imitaban esa actividad en juegos.

En el juguete tradicional podemos observar tres características principales: ingenio, color y sencillez, pero lo más importante del juguete son la fantasía y la imaginación de quienes lo juegan y lo hacen, que de algún modo son promotores de nuestras tradiciones.

Los juguetes populares se han adaptado a las costumbres de cada región, están diversificados en todo el país, se identifican con la población y son elaborados generalmente con materiales del entorno natural donde son creados: barro, madera, palma, popote, semillas, etcétera.

Hoy se juega con yo-yos y trompos como la chicharra, elaborados con semillas o frutos y se sabe que los juguetes más antiguos en Mesoamérica son la pelota, las muñecas y las réplicas de animales.

      Juego de té, miniatura, Guanajuato.
      Foto: Samuel Padilla Adorno.


      Comedor miniatura, Paracho,
      Michoacán. Foto: Samuel Padilla
      Adorno.

              Muñeca de barro, San
              Juan Chamula, Chiapas.
              Foto: Samuel Padilla
              Adorno.
              Pareja de Tarahumaras,
              Creel, Chihuahua.
              Foto: Samuel Padilla
              Adorno.

*En Felipe Carrillo Puerto, ubicado en la llamada “Zona Maya” de Quintana Roo, se utiliza el Yum tun, juguete similar a una honda.

 

Temas de Interés

Bt web 01 Bt web 02 Bt web 03 Bt web 04 Bt web 05